CONDICIONES DE USO



1. INFORMACIÓN SOBRE GARANTÍAS

La Ley de Garantías se aplica sobre los bienes muebles de consumo privado, es decir los bienes de consumo: desde un

electrodoméstico hasta un vehículo, pasando por muebles, objetos de todo tipo, incluso obras de arte. Por su propio

concepto quedan eliminados los servicios y los bienes inmuebles.

La Ley excluye las compra-ventas entre particulares.

Para los bienes de consumo nuevos la garantía será de dos años, mientras que para los productos de segunda mano, la

garantía será de un año. Durante los primeros seis meses de garantía de un producto nuevo se presupone que el daño

viene de fábrica y el vendedor debe asumir todos los gastos de la reparación, tanto piezas, traslado, como horas de

trabajo. El tiempo de la garantía queda en suspenso durante el tiempo que el producto u objeto esté en reparación.

Producto en buen estado

La ley considera que un consumidor debe sentirse satisfecho con el producto adquirido si cumple los siguientes requisitos:

que el producto se ajuste a la descripción dada por el vendedor y que tenga las cualidades manifestadas a través de una

demostración o modelo. También debe servir para lo que está indicado tanto en el libro de instrucciones, como en las

indicaciones verbales que haya podido hacer el vendedor o en un vídeo demostrativo. También sirve como uso habitual la

publicidad, las indicaciones que aparezcan reflejadas en una etiqueta, o un uso que se desprenda de las propias

características del producto. Incluso, si el consumidor ha solicitado un uso especial y el vendedor le ha asegurado que el

bien adquirido se lo ofrecerá, así ha de ser. Además, el producto que se compra debe presentar la calidad y el

comportamiento adecuado. Así, una olla a presión debe cocinar más deprisa que una marmita tradicional.

Aplicación de la Ley

La Ley obliga a los vendedores de bienes de consumo, por una parte y, a los consumidores como destinatarios finales, por

otra. Es decir, quedan excluidos los contratos que se realizan entre particulares, ya que la misma sólo prevé la compraventa

entre un vendedor profesional y un consumidor.

Se aplicará siempre que se compre un bien de consumo, esto es, cualquier objeto o producto de consumo privado.

Quedan excluidos los bienes adquiridos en una venta judicial (subasta de bienes confiscados). Tampoco están sometidos

a esta ley la distribución de agua o gas no envasados para su venta.

Reclamación en caso de fallo en el producto

El primer responsable del producto es el vendedor. Sin embargo, el consumidor puede acudir directamente al fabricante o

al importador, si acudir al vendedor le supone una carga. Por ejemplo, si durante unas vacaciones lejos de casa se ha

adquirido una cámara de fotos digital que no responde a lo ofertado en la tienda, para el consumidor resulta más fácil

acudir al fabricante o importador que al establecimiento en el que lo compró.

En caso de que el producto no responda a las características anunciadas, el consumidor puede optar entre la reparación

del bien o su sustitución, salvo que esto resulte imposible o desproporcionado. Si la reparación o sustitución no son

posibles, o resultan desproporcionadas, el consumidor puede optar por una rebaja adecuada en el precio o por la

resolución del contrato, es decir, la devolución del precio.

El consumidor no podrá exigir la sustitución cuando se trate de bienes de segunda mano o bienes de imposible sustitución.

Por ejemplo, no se puede exigir sustitución si el bien ya no se fabrica o no quedan existencias, si se adquiere un vehículo

de segunda mano ni, por la imposibilidad que conlleva, se puede sustituir una obra de arte, una antigüedad o un diseño de

ropa exclusivo. La sustitución será desproporcionada cuando se trate de un pequeño defecto de fácil o sencilla reparación.

La reparación será desproporcionada cuando sea antieconómica, es decir, más cara la reparación que el valor del bien.

Periodos de reclamación

El consumidor debe acudir a denunciar el fallo en un plazo de dos meses desde que lo detectó. En este sentido, si el

problema ha aparecido en los seis meses después de la compra del producto, el vendedor debe hacer efectiva la garantía,

ya que en ese periodo de tiempo se da por supuesto que el problema viene de fábrica. Sin embargo, si han pasado esos

seis meses, es el consumidor quien debe demostrar que el fallo viene de origen y que no ha sido provocado por un mal

uso del producto.

La Ley establece que durante los seis meses posteriores a la entrega del bien reparado el vendedor responderá de las

faltas que motivaron la reparación, presumiéndose que se trata de la misma falta cuando se reproduzcan defectos del

mismo origen que los inicialmente reparados. Para poder hacer efectiva esta garantía de la reparación el consumidor debe

guardar el comprobante de la reparación y del servicio técnico que, en su día, reparó el producto.

Fallo después de la reparación o sustitución

La Ley recoge estas posibilidades: Si el consumidor eligió la sustitución de un producto con fallo, por otro igual, puede

solicitar al vendedor la reparación, siempre que no sea desproporcionada, la rebaja en el precio o la devolución del dinero.

Por otro lado, si ante un fallo en un producto se eligió la reparación, el consumidor puede exigir un cambio, una rebaja en

el precio o la devolución de todo el dinero desembolsado.

Pero la Ley no especifica ni la cuantía ni el tipo de rebaja en el precio que el vendedor debe hacer al consumidor en caso

de que esa sea la opción elegida. Así las dos partes que intervienen en la compra-venta están obligadas a llegar a

acuerdos que satisfagan a ambas.

Negación a reparar, rebajar precio o devolver el dinero

Si estamos dentro de los seis primeros meses, hay que exigir la reparación y solicitar una Hoja de Reclamaciones e insistir

incluso hasta llegar a juicio. Se presume que la falta existía. Pero si los seis primeros meses ya han transcurrido, estamos

a la inversa. Es el consumidor quién debe probar que el producto se adquirió con la falta.

En cualquier caso el consumidor tendrá que negociar y si no está de acuerdo con la rebaja que le ofrece el vendedor

puede acudir a un tasador para determinar el precio del producto tras la reparación y solicitar una rebaja de precio en ese

sentido.

Libro de instrucciones y mala instalación

Si un consumidor realiza un mal uso de un producto, porque el libro de instrucciones es incorrecto, la ley de garantías

protege al consumidor y pude exigir la reparación o la sustitución. Del mismo modo, si el fallo se produce por una mala

instalación provocada tanto por las erróneas instrucciones del manual, como por los técnicos enviados por el vendedor,

también éste es responsable.

En caso de reparación o de traslado a un servicio técnico, ¿qué debe pagar el consumidor?

Nada. Durante el periodo en que es efectiva la garantía el vendedor o productor debe hacerse cargo del coste de los

desplazamientos, de las piezas y del tiempo de la reparación. Además, mientras el producto permanezca en el servicio

técnico se suspende el tiempo de garantía. Es decir, no corre el reloj. Por otro lado, al margen de exigir la aplicación de la

garantía (la reparación, cambio, rebaja de precio o devolución de dinero), el consumidor puede exigir una indemnización

por los daños o perjuicios derivados de la avería y el tiempo de reparación, Por ejemplo, si un usuario adquiere una nevera

y se estropea a la semana de compra, además de solicitar que se haga efectiva la garantía, dicho usuario puede exigir una

indemnización por los alimentos que se han estropeado ante el mal funcionamiento del electrodoméstico.

Garantía comercial

La garantía comercial es aquella que el fabricante, distribuidor o vendedor dan y que siempre debe superar a la que ofrece

la ley, ya que ésta se entiende como un mínimo exigible por el consumidor. También es una herramienta de marketing de

las empresas. No obstante, esta garantía debe cumplir ciertos requisitos, como dejar claro a qué se aplica, el objeto o

producto que tiene dicha garantía y el nombre y la dirección de quien la ofrece.

2. DERECHO DE DESISTIMIENTO

El USUARIO enviará un correo electrónico dentro del plazo natural de siete días con el número de factura y la información del producto. Se le enviará un correo de respuesta con la dirección a la que deberá enviar el producto a portes pagados.

A la atención de:

Nombre: DIVEVAL ONLINE, S.L.U

NIF: B98438294

Dirección: C/ Vicente Rios Enrique, 6 - 16 3 46015 Valencia (Valencia)

Población: Valencia

Teléfono: 961666646

Correo electrónico: info@distribuidorvende.com

Datos del bien/prestación a desistir:

Nº contrato/pedido/factura:

Fecha contrato/pedido/factura:

Fecha de recepción del producto/servicio:

Descripción del producto/servicio:

Datos del consumidor/usuario:

Nombre:

Domicilio:

Población:

* Teléfono:

* Email:

(* datos no obligatorios)

Derecho de desistimiento:

Podrá ejercer el derecho de desistimiento dentro del período de 7 días establecidos por ley a partir

del día siguiente de la fecha de un contrato de servicios o del día de la recepción de un producto.

De conformidad con el artículo 71 de la Ley 3/2014, de 28 de marzo, por la que se modifica el texto

refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes

complementarias, le comunico que desisto del contrato de venta del bien/prestación descrito

anteriormente dentro del término establecido, por lo que agradecería se pusiese en contacto conmigo

mediante los datos de contacto facilitados, para notificarme que se ha procedido a esta solicitud.

Fecha de la solicitud:

Firma del consumidor/usuario:

El USUARIO enviará un correo electrónico dentro del plazo natural de siete días con el número de factura y la información del producto. Se le enviará un correo de respuesta con la dirección a la que deberá enviar el producto a portes pagados.

3. COOKIES

LEY DE LOS SERVICIOS DE LA SOCIEDAD DE LA INFORMACIÓN (LSSI)

DIVEVAL ONLINE, S.L.U, responsable del sitio web, en adelante RESPONSABLE, pone a disposición

de los usuarios el presente documento, con el que pretende dar cumplimiento a las obligaciones

dispuestas en la Ley 34/2002, de 11 de julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y de

Comercio Electrónico (LSSICE), BOE N º 166, así como informar a todos los usuarios del sitio web

respecto a cuáles son las condiciones de uso.

Toda persona que acceda a este sitio web asume el papel de usuario, comprometiéndose a la

observancia y cumplimiento riguroso de las disposiciones aquí dispuestas, así como a cualquier otra

disposición legal que fuera de aplicación.

DIVEVAL ONLINE, S.L.U se reserva el derecho de modificar cualquier tipo de información que pudiera

aparecer en el sitio web, sin que exista obligación de preavisar o poner en conocimiento de los

usuarios dichas obligaciones, entendiéndose como suficiente con la publicación en el sitio web de

DIVEVAL ONLINE, S.L.U.

DATOS IDENTIFICATIVOS

Nombre de dominio: www.distribuidorvende.com

Nombre comercial: DIVEVAL ONLINE, S.L.U

Denominación social: DIVEVAL ONLINE, S.L.U

NIF: B98438294

Domicilio social: C/ Vicente Rios Enrique 6 163, 46015 Valencia (VALENCIA)

Teléfono: 961666646

e-mail: info@distribuidorvende.com

Inscrita en el Registro (Mercantil / Público): Registro Mercantil de Valencia. Escritura 2012/553, Tomo

9462, folio 95, inscripción 1, hoja V-148245

DERECHOS DE PROPIEDAD INTELECTUAL E INDUSTRIAL

El sitio web, incluyendo a título enunciativo pero no limitativo su programación, edición, compilación y

demás elementos necesarios para su funcionamiento, los diseños, logotipos, texto y/o gráficos, son

propiedad del RESPONSABLE o, si es el caso, dispone de licencia o autorización expresa por parte de

los autores. Todos los contenidos del sitio web se encuentran debidamente protegidos por la normativa

de propiedad intelectual e industrial, así como inscritos en los registros públicos correspondientes.

Independientemente de la finalidad para la que fueran destinados, la reproducción total o parcial, uso,

explotación, distribución y comercialización, requiere en todo caso de la autorización escrita previa por

parte del RESPONSABLE. Cualquier uso no autorizado previamente se considera un incumplimiento

grave de los derechos de propiedad intelectual o industrial del autor.

Los diseños, logotipos, texto y/o gráficos ajenos al RESPONSABLE y que pudieran aparecer en el sitio

web, pertenecen a sus respectivos propietarios, siendo ellos mismos responsables de cualquier posible

controversia que pudiera suscitarse respecto a los mismos. El RESPONSABLE autoriza expresamente

a que terceros puedan redirigir directamente a los contenidos concretos del sitio web, y en todo caso

redirigir al sitio web principal de www.distribuidorvende.com.

El RESPONSABLE reconoce a favor de sus titulares los correspondientes derechos de propiedad

intelectual e industrial, no implicando su sola mención o aparición en el sitio web la existencia de

derechos o responsabilidad alguna sobre los mismos, como tampoco respaldo, patrocinio o

recomendación por parte del mismo.

Para realizar cualquier tipo de observación respecto a posibles incumplimientos de los derechos de

propiedad intelectual o industrial, así como sobre cualquiera de los contenidos del sitio web, puede

hacerlo a través del correo electrónico info@distribuidorvende.com.

EXENCIÓN DE RESPONSABILIDADES

El RESPONSABLE se exime de cualquier tipo de responsabilidad derivada de la información publicada

en su sitio web siempre que esta información haya sido manipulada o introducida por un tercero ajeno

al mismo.

Uso de Cookies

Este sitio web puede utilizar cookies técnicas (pequeños archivos de información que el servidor envía

al ordenador de quien accede a la página) para llevar a cabo determinadas funciones que son

consideradas imprescindibles para el correcto funcionamiento y visualización del sitio. Las cookies

utilizadas tienen, en todo caso, carácter temporal, con la única finalidad de hacer más eficaz la

navegación, y desaparecen al terminar la sesión del usuario. En ningún caso, estas cookies

proporcionan por sí mismas datos de carácter personal y no se utilizarán para la recogida de los

mismos.

Mediante el uso de cookies también es posible que el servidor donde se encuentra la web reconozca el

navegador utilizado por el usuario con la finalidad de que la navegación sea más sencilla, permitiendo,

por ejemplo, el acceso de los usuarios que se hayan registrado previamente a las áreas, servicios,

promociones o concursos reservados exclusivamente a ellos sin tener que registrarse en cada visita.

También se pueden utilizar para medir la audiencia, parámetros de tráfico, controlar el progreso y

número de entradas, etc, siendo en estos casos cookies prescindibles técnicamente pero beneficiosas

para el usuario. Este sitio web no instalará cookies prescindibles sin el consentimiento previo del

usuario.

Este sitio web utiliza cookies analíticas (_ga o _utm) propiedad de Google Analytics, persistentes

durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su

navegación. A todo usuario que visita la web se le informa del uso de estas cookies mediante un baner

flotante, considerando que si continúa navegando está de acuerdo con su uso. En el caso de aceptar

su uso el banner desaparecerá, aunque en todo momento podrá revocar el consentimiento y obtener

más información consultando nuestra Política de cookies.

El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador para ser alertado de la recepción de cookies

y para impedir su instalación en su equipo. Por favor, consulte las instrucciones de su navegador para

ampliar esta información.

Política de enlaces

Desde el sitio web, es posible que se redirija a contenidos de terceros sitios web. Dado que el

RESPONSABLE no puede controlar siempre los contenidos introducidos por los terceros en sus

respectivos sitios web, no asume ningún tipo de responsabilidad respecto a dichos contenidos. En todo

caso, procederá a la retirada inmediata de cualquier contenido que pudiera contravenir la legislación

nacional o internacional, la moral o el orden público, procediendo a la retirada inmediata de laredirección a dicho sitio web, poniendo en conocimiento de las autoridades competentes el contenido

en cuestión.

El RESPONSABLE no se hace responsable de la información y contenidos almacenados, a título

enunciativo pero no limitativo, en foros, chats, generadores de blogs, comentarios, redes sociales o

cualquier otro medio que permita a terceros publicar contenidos de forma independiente en la página

web del RESPONSABLE. Sin embargo, y en cumplimiento de lo dispuesto en los artículos 11 y 16 de

la LSSICE, se pone a disposición de todos los usuarios, autoridades y fuerzas de seguridad,

colaborando de forma activa en la retirada o, en su caso, bloqueo de todos aquellos contenidos que

puedan afectar o contravenir la legislación nacional o internacional, los derechos de terceros o la moral

y el orden público. En caso de que el usuario considere que existe en el sitio web algún contenido que

pudiera ser susceptible de esta clasificación, se ruega lo notifique de forma inmediata al administrador

del sitio web.

Este sitio web ha sido revisado y probado para que funcione correctamente. En principio, puede

garantizarse el correcto funcionamiento los 365 días del año, 24 horas al día. Sin embargo,

el RESPONSABLE no descarta la posibilidad de que existan ciertos errores de programación, o que

acontezcan causas de fuerza mayor, catástrofes naturales, huelgas o circunstancias semejantes que

hagan imposible el acceso a la página web.

Direcciones IP

Los servidores del sitio web podrán detectar de manera automática la dirección IP y el nombre de

dominio utilizados por el usuario. Una dirección IP es un número asignado automáticamente a un

ordenador cuando éste se conecta a Internet. Toda esta información es registrada en un fichero de

actividad del servidor debidamente inscrito que permite el posterior procesamiento de los datos con el

fin de obtener mediciones únicamente estadísticas que permitan conocer el número de impresiones de

páginas, el número de visitas realizadas a los servidores web, el orden de visitas, el punto de acceso,

etc.

LEY APLICABLE Y JURISDICCIÓN

Para la resolución de todas las controversias o cuestiones relacionadas con el presente sitio web o de

las actividades en él desarrolladas, será de aplicación la legislación española, a la que se someten

expresamente las partes, siendo competentes para la resolución de todos los conflictos derivados o

relacionados con su uso los Juzgados y Tribunales más cercanos a Valencia.