Cómo elegir fregadero de cocina, 5 pasos sencillos

Cómo elegir fregadero de cocina, 5 pasos sencillos

 (12)    0

Contenido:

Paso 1. Elección de la forma y el tamaño.

Paso 2. Tipos de material: Acero inoxidable, cerámica o fibra.

Paso 3. ¿Cuántos senos vamos a necesitar: uno o más; Con o sin escurridor?

Paso 4. Colocación del fregadero: ¿Bajo o sobre encimera?

Paso 5. Selección de accesorios.

Un fregadero no es un elemento que se cambie habitualmente, por lo que es importante conocer qué opciones se ofrecen y cuáles son sus ventajas e inconvenientes. Este artículo explica cómo elegir el fregadero desde el punto de vista de precio, diseño, uso, vida útil y otros parámetros que permitirán que nuestra selección se adecúe a nuestras necesidades para evitar así errores que luego sean muy difícilmente solventables después.

Paso 1. Elección de la forma y el tamaño

Antes de dirigirnos a la tienda (física u online) es aconsejable tener claro la forma y las dimensiones del fregadero que queremos comprar.

1. Fregadero cuadrado.

Las medidas más populares son 50x50cm y 60x60 cm.

Características: son muy cómodos para lavar las vajillas, espaciosos, habituales, el surtido de los fregaderos cuadrados es más variado en diseño, funcionalidades y medidas.

2. Fregadero rectangular.

Las medidas más populares son 55x50 cm, 50x80 cm, 50x100, 50x125…

Características: cómodos, compatibles con las encimeras estrechas, pero hay que tener en cuenta que las cubetas rectangulares montadas con su lado más largo a través de la encimera son menos cómodas en su uso.

3. Fregadero redondo.

Diámetros: 45-51 cm.

Características: los fregaderos redondos son mucho más fáciles para limpiar porque no tienen esquinas, más espaciosos que los rectangulares, pero normalmente no disponen de secciones adicionales (seno o escurridor).

Fregadero Minos de Syan

Es necesario mencionar también las formas no habituales:

4. Fregaderos triangulares (esquineros) son una solución ideal para ahorrar el espacio.

5. Fregaderos pentagonales y hexagonales son los más modernos, normalmente llevan alas laterales, espaciosos, se pueden instalar tanto en las esquinas como a lo largo de la pared. Son más aptos para las cocinas grandes.

Importante:

·         La regla principal: hay que elegir el tamaño de la cubeta para que queden como mínimo 5 cm desde su canto hasta la pared, los bordes de la encimera y/o del mueble.

·         La profundidad óptima de la cubeta: 16-20 cm es la media dorada por las siguientes razones:

a) las cubetas más profundas no son cómodas porque es necesario inclinarse en el proceso de lavado. Tienen ventaja solo cuando es necesario lavar bandejas de horno, ollas grandes o llenar con agua recipientes voluminosos

b) las cubetas con la profundidad de menos de 15 cm tampoco son cómodas porque el agua puede derramar.

·         A menudo los fregaderos pequeños diseñados para las cocinas de reducido tamaño compensan sus medidas con la profundidad del seno.

Paso 2. Tipos de material: Acero inoxidable, cerámica o fibra.

Existen diferentes tipos de fregaderos

·         Fregaderos de acero inoxidable

Características: Los fregaderos para cocina de acero inoxidable son los que más se venden. Existen fregaderos inox en acabados pulidos, satinados, vibrados, envejecidos o matizados. Son elegantes, universales, quedan bien en las cocinas de diferentes diseños. Son ligeros, baratos, fáciles de limpiar, resistentes a la corrosión e impactos mecánicos.

Fregaderos inoxidables

Desventajas:

·         Los fregaderos de acero inoxidable son más ruidosos, aunque algunos modelos más caros pueden llevar una capa de aerosol o un relleno absorbente del sonido para amortiguar el ruido.

·         Acero inoxidable es más susceptible a las rayaduras y las manchas de cal.

Cómo escoger bien el fregadero de cocina de acero inoxidable?

Cuanto menos grosor y menos peso tenga el fregadero inox, más corto va a ser su periodo de vida útil. Si quiere comprar un fregadero para toda la vida y que encaje bien en la encimera busca los fregaderos inox con el espesor (calibre) de 2-3 mm. Además, los grifos pesados solo se pueden instalar en este tipo de fregaderos.

Tipos de acero. Existen varios tipos de acero inoxidable. Los que más se utilizan en la fabricación de fregaderos son el AISI304 y el AISI201. Se diferencian por la proporción de cromo y níquel en su composición. El 304 es más resistente a la corrosión y el 201 es más económico.

Hablando del proceso de fabricación podemos distinguir entre los fregaderos inox moldeados, y soldados:

Los fregaderos moldeados se moldean a partir de una única lámina de acero inoxidable y después se estampan los orificios. Este proceso permite crear los fregaderos robustos y económicos.

Los fregaderos soldados se hacen de varias láminas que se unen mediante soldadura. En los fregaderos de la gama más baja las líneas de soldadura pueden deteriorarse con el tiempo y disminuir la vida útil del fregadero.

Fregaderos de cerámica.

Los fregaderos de cerámica tienen una base de loza o porcelana con una capa de protección de esmalte.

El esmalte no se oxida y no se raya, y se fabrica en diferentes colores e incluso con los estampados. Estos fregaderos se integran bien en los diseños de cocina clásicos, rurales o retro. Pero son mucho más caros, pesan más que otros fregaderos, no destacan en la resistencia a impactos y necesitan el montaje profesional.

Fregaderos de cerámica

Fregaderos de fibra sintética.

Estos fregaderos cada día tienen más popularidad en el mercado. Elaborados a base de cuarzo y resina son higiénicos, fáciles de limpiar, resistentes a calor y rayaduras y se fabrican en diferentes colores lo que habilita su fácil integración en las cocinas modernas. Visualmente son más atractivos que los fregaderos inox.

Fregaderos de fibra

Los inconvenientes de los fregaderos de fibra:

Precio. No son baratos, dependiendo del color, el acabado y su resistencia. La variedad estética tiene un sobrecoste.

Resistencia. Aunque son bastante resistentes, las caídas de objetos de pesados pueden rajar o descascarillar la superficie del fregadero. También su resistencia a altas temperaturas es inferior a la de los modelos en cerámica o metálicos. 

Paso 3. ¿Cuántos senos vamos a necesitar: Uno o más; con o sin escurridor?

Los fregaderos de un seno sirven para pequeñas superficies de trabajo o si usas la cocina solo de forma esporádica. 

Los fregaderos con dos-cuatro senos son más funcionales y espaciosos. Podemos poner los platos sucios en un seno y lavar las frutas en el otro. Los senos pueden ser del mismo tamaño o no, hay que elegir lo que mejor se adapta a nuestras necesidades.

Los fregaderos con un escurridor pueden ser una solución ideal en las cocinas que no disponen de un lavavajillas. Pero incluso con un lavavajillas es recomendable escoger el fregadero con un escurridor por muy pequeño que sea.

Y si lo que buscamos es la funcionalidad, en nuestra opinión, un fregadero de dos senos y un escurridor es la solución más práctica.

Fregadero con dos senos

Paso 4. Colocación del fregadero: ¿Bajo o sobre la encimera?

Los fregaderos con el montaje sobre encimera (encastrables) es la mejor opción para las superficies de trabajo que no toleran bien el contacto con el agua: la madera y los laminados. El inconveniente de este tipo de fregaderos es que la junta de unión con la encimera, aunque se sella con silicona, con el tiempo puede acumular la suciedad y es difícil de limpiar.

Los fregaderos con la instalación bajo encimera presentan un diseño más integrado y más práctico, permiten mayor utilización de la bancada de cocina. Entre los inconvenientes cabe destacar que normalmente son más caros y su montaje es más complejo.

Paso 5. Selección de accesorios.

Hoy en día la selección los accesorios para los fregaderos es muy extensa. Dependiendo de nuestras necesidades podemos decantarnos por instalar un grifo adicional, un módulo de filtrado de agua, una trituradora de desperdicios, o escurreplatos y coladores para el segundo seno, alfombrillas protectoras y antisalpicaduras.

 (12)    0

Su comentario ha sido enviado con éxito. Gracias por comentario!
Deja un comentario
Captcha